CECAL

| Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín

Iglesia de Santa Catalina de Rodenas

Deja un comentario

La iglesia parroquial de la localidad, dedicada a Santa Catalina Mártir se localiza en la Plaza Mayor junto al Ayuntamiento y otros edificios de gran calidad visual. Se trata de una obra de la segunda mitad del siglo XVI levantada en estilo renacentista, típico de la zona, todavía con algunas pervivencias góticas.

Presenta una planta de cabecera poligonal con forma de medio hexágono, en lugar de medio octógono como ocurre en las iglesias de la misma fecha en la Sierra de Albarracín y flanqueada por dos sacristías (al exterior configuran una cabecera totalmente recta). Tiene una sola nave de cuatro tramos con siete capillas laterales entre los contrafuertes, construidas por las familias nobles de la villa como capillas funerarias. La cabecera y nave se cubren con bóveda de crucería estrellada. Las capillas laterales presentan distintos abovedamientos renacentistas, entre los que destaca el de la Capilla de San Juan Bautista. Presenta además coro elevado a los pies sobre las capillas del último tramo.

Al exterior se observa la fábrica de mampostería, reforzada por sillares en los ángulos, que posee el característico tono rojizo del rodeno, piedra arenisca abundante en la zona, que describe un volumen prismático único, cubierto por tejado a cuatro aguas, en el que no se manifiestan ni la cabecera ni las capillas. Resalta tan solo el volumen de la torre campanario a los pies del templo con tres cuerpos de altura y la bella portada renacentista de líneas muy clásicas.

La parroquial conserva varios retablos de los siglos XV a XVIII, entre ellos, en la primera capilla del Evangelio, un retablo gótico de San Juan, de la escuela internacional, realizado hacia 1430 y un púlpito de hierro, raro ejemplar, realizado hacia 1599.

DATOS HISTÓRICOS

Construcción Original , Siglo XVI (1518) al 1592.

  • La iglesia fue edificada por iniciativa del obispo don Juan de Muntañones, quien otorga la licencia para la construcción de la nueva iglesia en el año 1558 al considerar que la iglesia antigua resultaba pequeña y estaba alejada del núcleo de población. El maestro cantero don Alonso del Barrio Dajo fue el encargado de su construcción, que se prolongó desde el año de la licencia (1558) hasta 1592, aunque se consideró finalizada (a falta de algunas capillas) unos años antes, en 1589, momento en que se celebra la primera misa.

Restauración , Siglo XX

  • A lo largo del siglo XX se han realizado varios trabajos de restauración del templo. En los años 40 se reconstruyeron el tejado y las bóvedas, medio siglo después, en los 90 se sustituyó el pavimento antiguo y ya en 2000 se procedió a la reparación urgencia de la torre.

Declaración

  • La iglesia parroquial de Santa Catalina Mártir fue declarada Bien de Interés Cultural 19 de febrero de 2002 (Publicado en el Boletín Oficial de Aragón el 6 de marzo de 2002).

BIBLIOGRAFIA

 Galería

Crucería estrellada, retablo de San Juan Bautista, altar mayor, coro

Retablo de san Juan Bautista, santa Catalina (1 y 2), retablo virgen del Rosario (Archivo López Segura)
Anuncios

Autor: Manuel Matas

Miembro de la Junta Directiva de CECAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s