CECAL

| Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín

Mensaje del presidente

Mensaje del presidente de CECAL

jm_berges_10A

Juan Manuel Berges | Presidente de CECAL

Aunque en el CECAL somos adictos a reprimir impasibles nuestras emociones y preferimos silenciar nuestro trabajo alejados de las ínfulas, en ocasiones es conveniente hacer un alto en el camino no tanto para descansar del ajetreo al que vosotros los socios nos tenéis afortunadamente sometidos, como para meditar sin prisas una profunda reflexión sobre las metas alcanzadas, que ya es pasado, y los objetivos que juntos vamos a avanzar.

Porque se ha cumplido casi al pie de la letra el plan decenal de actividades que tuvimos la ocasión de presentar en 2005 con motivo del I Encuentro de Asociaciones Culturales. Y visto en retrospectiva nos abruma la vorágine del esfuerzo desplegado durante esta década y el ingente volumen y versatilidad de publicaciones, catálogos, charlas, jornadas, presentaciones…, actividades en definitiva que hemos desarrollado y hemos puesto a vuestra disposición cumpliendo escrupulosamente con los criterios básicos que decidimos debía presidir nuestra asociación: el carácter divulgativo ligado a una marca de calidad. Y por encima de los guarismos creo sinceramente, hablo en alta voz, lo hemos cumplido escrupulosamente.

Este esfuerzo no podría haberse materializado sin el decidido apoyo económico de las instituciones arraigadas en nuestro territorio, Asiader y la Comarca de la Sierra de Albarracín fundamentalmente, y siempre con la mayor voluntad dentro de sus limitaciones presupuestarias la Comunidad de Albarracín y la Fundación para el Desarrollo de la Comunidad de Albarracín. En otro ámbito se sitúa la estrecha colaboración que hemos desplegado de forma recíproca con los ayuntamientos y con las Asociaciones Culturales allí donde se nos ha demandado.

Otro de los combustibles que ha contribuido a que la locomotora del CECAL haya alcanzado una acelerada velocidad de crucero ha sido sin duda el aliento de vosotros, los socios, cuando ya se han superado los cuatro centenares, en un territorio desangrado por la despoblación.  No os quepa duda, vosotros sois nuestra razón de ser.

A nadie se le escapa que el futuro nos va a exigir adaptarnos rápidamente a un entorno complejo, probablemente hacia un nuevo modelo de gestión, con certeza nos estamos ya moviendo en un escenario donde la restricción de las subvenciones culturales son un hecho más que palpable. Es la tijera más fácil de utilizar.

Quizás esta cuestión nos preocupa menos. Porque siempre hemos creído más en el estímulo de una base sólida de socios para lo cual hemos trabajado sin descanso estos años. Otros proyectos recibieron en la Sierra un señuelo económico importante y fracasaron porque no calaron en la voluntad de la base de sus protagonistas. Por ese motivo hemos acelerado en época de bonanza sondeando y acogiéndonos a cualquier posibilidad de financiación, valorando siempre nuestra capacidad  de cumplimiento y administrando responsablemente los recursos con el fin de afrontar la época de crisis que inevitablemente tarde o temprano tendría que llegar, que ya es nuestra fiel compañera.

En el uso preferente de estas breves palabras hacia vosotros los socios me vais a permitir, creo que con justificada licencia, que dedique en esta ventana laudatoria un hueco preferente al equipo de personas que componen la Junta Directiva del CECAL, mis amigos para ser más concisos, nuestro equipo, la verdadera alma de nuestro Centro de Estudios. Personas cercanas, comprometidas, diligentes respecto a los compromisos y proyectos que lideran, exquisitos en su elaboración, modélicos en cuanto a su ejecución, meticulosos hasta el extremo en su perfección pero no menos humildes respecto a sus laureadas investigaciones que los han convertido en un equipo consagrado con la tilde de Grupo de Excelencia en la Investigación, lo que ha atorgado sin duda una marca de calidad al CECAL. Ese sello lo hemos mimado desde nuestros inicios. El ser un referente más allá de los límites culturales de nuestra provincia. Entre todos lo hemos conseguido. Ellos con su abnegado esfuerzo, vosotros con vuestro permanente aliento.

Pero no debemos perdernos en el horizonte. Ellos trabajan de forma desprendida, no exigen recompensa económica alguna. Son dinámicos y cercanos, trabajan con inalterable ilusión por y para su tierra. Son el equipo del CECAL, ocultos entre la quimera de sus investigaciones, pero cuya huella aflora y se percibe cuando nos recreamos con sus pulidas obras, meditadas hasta el infinito, donde el detalle se convierte en fiel corresponsal de su vestigio. Una suerte y un privilegio tenerlos a nuestro lado, sin ruido y con pasión desmedida. ¡Que orgullo compartir con ellos tan variadas y complejas experiencias!.

Pero también es cierto que otras personas colaboran con frecuencia con nosotros, sin más ánimo que arrimar el hombro en este proyecto en el que creen firmemente, en el más profundo silencio. Nos facilitan desinteresadamente artículos y trabajos de investigación para su publicación, ceden de forma generosa sus reportajes fotográficos, como buenos embajadores realizan una gestión impecable de captación de nuevos socios, de divulgación de nuestras actividades, a través del boca a boca, a través de sus amistades y canales habituales de comunicación. Trabajan con nosotros codo con codo en algunos proyectos complejos, nos han convertido en habituales y privilegiados huéspedes de sus Semanas Culturales y participan en la divulgación de nuestras tradiciones a través de las modestas becas que convocamos todos los años. Son el espíritu oculto del CECAL.

No podría desaprovechar este espacio para esbozar un pequeño avance de los variados proyectos que estamos desarrollando y que a corto plazo van a salir a la luz. Historia: Los judíos en Albarracín en el siglo XV; Etnografía: La técnica de la forja: Adolfo Jarreta; Patrimonio religioso: Las ermitas de la Sierra de Albarracín; Patrimonio material ganadero: Huellas de pastores: construcciones pastoriles en la Sierra de Albarracín; Patrimonio Inmaterial: Estudio multidisciplinar de las fuentes de la Sierra de Albarracín; La Sierra de Albarracín en cuatro tiempos (alumnos del IES de Albarracín).

logo-10A-simpleLa programación del décimo aniversario nos ha obligado a ralentizar el proyecto de Patrimonio Cultural Inmaterial que coordina nuestro compañero Eloy Cutanda y que  desarrollamos junto con la Comarca de la Sierra de Albarracín. Es nuestra voluntad que este año 2014 se celebren las III Jornadas con nuevos contenidos y avances de estudios, algunos ya os los he avanzado: Las Fuentes, el trabajo de los alumnos del IES, algunas noticias etnográficas recopiladas en la localidad de El Vallecillo (Rehalda, 19).

Pero también están en avanzado estudio dos trabajos, uno de la Asociación Cultural “El Solanar” de Gea: Las hornacinas en la villa de Gea, una muestra de religiosidad familiar y vecinal hecha ornamentación y otro que realiza un grupo de investigación de Orihuela: Palmo a Palmo. Toponimia e inventario del paisaje pastoril de Orihuela del Tremedal, producto de las becas de investigación de PCISA que seguiremos convocando (Patrimonio Cultural Inmaterial de la Sierra de Albarracín).

Seguimos trabajando en la serie monográfica de los PUZZLES con Educa. Los dos primeros temas trataron la resina y la transformación de la lana y fueron distribuidos a todos los centros escolares de nuestra Comarca. Tenemos en mente otros proyectos ligados a exposiciones, catálogos… que os anunciaremos cuando estén más desarrollados.

Por otra parte a partir de enero os vamos a enviar la revista Turolenses que publica el Instituto de Estudios Turolenses. En el primer envío os remitiremos los dos primeros números, asumiendo el CECAL el coste de envío. El segundo número incorpora un reportaje sobre Moscardón realizado entre gentes de dicha localidad y el CECAL. Una nueva oferta cultural que os ofrecemos  por el simple hecho de ser socios.

Y para finalizar, en conmemoración del décimo aniversario estamos elaborando un volumen EXTRA de la revista Rehalda donde van a participar un amplio elenco de colaboradores. Para tal fin nuestro compañero Manuel Matas ha diseñado el logo del décimo aniversario que acompañará a las publicaciones que salgan a la luz durante el año 2014. Además ha dado un impulso importante a nuestra página web, con una presentación muy atractiva, dinámica, con una constante actualización de contenidos y de imágenes fotográficas facilitadas por nuestros cámaras de la Sierra más avezados que esperamos sea de vuestro agrado.

Dos últimas y breves reflexiones. Esperamos que nuestra relación CECAL/Socios no quede en un monólogo, que sólo os limitéis a recibir el resultado de nuestras publicaciones, de nuestras actividades. En ser meros receptores. Queremos que seamos una sociedad recíproca donde sin ningún reparo nos trasladéis vuestras inquietudes y porqué no, vuestras críticas en aras de pulir las aristas de nuestras imperfecciones.

A mí, ahora os hablo a título personal, me queda la satisfacción de formar parte de ese reducido grupo de personas que formamos el excelente equipo del Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín, al que todos estáis invitados.

Juan Manuel Berges Sánchez
Presidente del CECAL
14 de diciembre de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s