CECAL

| Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín

Un grupo de investigadores aragoneses analizará la historia moderna de la Comunidad de Albarracín

Deja un comentario

Reproducimos a continuación un artículo de Diario de Teruel publicado el 4/01/2000 en el que se anuncia la formación de un grupo de historiadores liderado por José Manuel Latorre con objeto de escribir la historia de la Comunidad de Albarracín desde la Edad Media hasta nuestros días. A la finalización de esa obra, gran parte de esos historiadores formaron el Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín (CECAL) en 2003 con el fin de continuar investigando y divulgando la historia y el patrimonio material e inmaterial de la Comunidad de Albarracín.

El proyecto estudiará la evolución de este territorio entre los siglos XV al XX.

La Comunidad de Albarracín es la única de las cuatro que surgieron en Aragón que ha pervivido hasta nuestros días y un grupo de investigadores, coordinados por el profesor de Humanidades del campus de Teruel, José Manuel Latorre, ha comenzado un estudio sobre la historia de esta zona de la provincia de Teruel desde el siglo XV al XX.

La Comunidad de Albarracín aportará 3.100.000 pesetas para este proyecto de investigación que durará tres años y se canalizará a través de la Universidad de Zaragoza. Los resultados de esta iniciativa se plasmarán en un libro pero, el objetivo central de los investigadores es «hacer un poco de memoria histórica y aspiramos a que sirva para algo a la gente de la Sierra,  para que vean lo que han sido capaces de hacer en otros momentos y, por tanto, las energías que pueden encontrar para hacer nuevas cosas hoy en día«, según las palabras de José Manuel Latorre.

La idea de este proyecto nació a finales del 1998, durante unas jornadas sobre la derogación de los fueros de Teruel y Albarracín organizadas por el Instituto de Estudios Turolenses. Durante este encuentro hubo una serie de personas que presentaron trabajos sobre distintos aspectos de la historia de la Comunidad de Albarracín y pensaron en la posibilidad de abordar esta iniciativa. El proyecto se presentó en marzo de 1999 y en diciembre la Comunidad de Albarracín aprobó la concesión de la ayuda económica. La experiencia académica reúne a varios investigadores que tratarán distintos aspectos de la historia de esta comarca turolense.

Peculiaridades políticas, económicas y sociales

La Comunidad de Albarracín, al igual que Teruel, dispuso hasta 1598 de un fuero propio, de un ordenamiento legal distinto al del resto de Aragón, que derogaría el rey Felipe II. Además contó con la peculiaridad de que la Comunidad no se separó de la ciudad de Albarracín hasta fechas muy tardías, en 1696.

El marco institucional va a ser uno de los ejes de esta investigación, «queremos ver cómo se ha organizado la Comunidad a lo largo del tiempo, cómo ha sido su régimen de gobierno«, manifestó el coordinador de la iniciativa.

Las actividades económicas durante los siglos XV al XX también se analizarán en el estudio. La principal particularidad respecto al resto de Aragón es la relación con Valencia. La explotación forestal, que ha tenido muchísima importancia en los dos últimos siglos, será uno de los sectores económicos que se investigarán para ver la evolución de gestión, la explotación y la propiedad de los montes. La actividad ganadera será otro de los asuntos a tratar, ya que ha sido «la fuente principal de recursos de la Sierra a lo largo de la historia», según Latorre. La trashumancia y la industria textil de la lana son algunos de los temas más destacados en relación con esta actividad. También se analizará la estructura social de la Sierra a lo largo del tiempo. «Se trata de ver cuáles han sido las elites que han gobernado en la zona, tanto las económicas como las políticas», indica el profesor de Historia Moderna del Campus de Teruel.

La época más desconocida de la historia turolense

«La historia de la Comunidad de Albarracín , salvo la época de la Edad Media, es muy desconocida«, asegura el profesor de Historia Moderna de la Facultad de Humanidades, José Manuel Latorre que añade que «la historia de Aragón está construida, fundamentalmente, por trabajos hechos en Zaragoza y en Huesca. Nosotros queremos sacar a la luz la realidad de este sur de Aragón que tiene algunas peculiaridades«.

La mayor parte de los estudios históricos en la zona se centran en la época medieval y también hay bastantes investigaciones sobre los siglos XIX y XX pero hay escasa información sobre los siglos XV, XVI, XVII y XVIII.

La investigación se encuentra, actualmente, en las primeras fases de recopilación de información. Buena parte de los datos se obtendrán en el Archivo de la Comunidad que está en Tramacastilla y del que existe una copia en Teruel, ambas con los documentos microfilmados lo que facilita la labor. Sin embargo, también será necesario desplazarse a varios lugares como al Archivo Histórico Nacional o al del Reino de Valencia.

El estudio sobre esta época de la historia turolense lo están llevando a cabo José Manuel Latorre, como coordinador del proyecto, José Luis Argudo, profesor de Derecho Civil de la Universidad de Zaragoza, Juan Manuel Berges, licenciado en Filosofía y Letras, José Luis Castán, profesor del Instituto de Secundaria de Teruel «Francés de Aranda», Javier Martínez, licenciado en Filosofía y Letras y Alberto Sabio, profesor de Historia Contemporánea de la Facultad de Humanidades de Huesca.

Además de la Comunidad de Albarracín que ha persistido, con algunas modificaciones, hasta nuestros días, aparecieron otras tres similares en Teruel, Calatayud y Daroca, que desaparecieron con el paso del tiempo, como explica Latorre.

«Lo que ocurrió es que en determinadas zonas del sur de Aragón la repoblación se encomendó a una ciudad cabecera y se le daba un gran territorio señorial –indica–. A partir de ahí estas villas actuaban como cabeceras de un amplio territorio sobre el que ejercían un auténtico dominio«. Este estudio hará un análisis de la evolución que ha experimentado, desde el siglo XV, la Comunidad de Albarracín.

Fuente

Isabel Muñoz, Redacción Teruel, Diario de Teruel, 4 de Enero de 2000

Descarga

Descargar artículo original en este enlace

Autor: Manuel Matas

Miembro de la Junta Directiva de CECAL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.